En la actualidad el desarrollo empresarial ha generado un incremento frente a la contratación de personal, en razón a que las compañías necesitan agilizar los procesos de producción, con la finalidad de optimizar y cumplir los lineamientos y objetivos pactados. Ahora bien, se debe tener presente que en diferentes oportunidades el talento humano a medida que desarrolla la labor contratada o con el paso del tiempo puede verse afectado, ya sea por una disminución en sus capacidades físicas o psíquicas y en el peor de los casos puede terminar en un ausentismo laboral, produciendo efectos adversos para los intereses de la compañía.